domingo, 4 de abril de 2021

¡¡RESUCITÓ!!



Y así lo hemos celebrado este fin de semana. 

Porque Jesús tenía que padecer, por amor a nosotros. Para que, conociendo su amor, seamos capaces de vivir sembrando amor
Ayudando a quienes más lo necesitan, con los 83,5 Kg y los 21 litros de alimentos destinados a Cáritas, y que hemos recogido durante estos días. 




Y porque al resucitar, nos ha abierto las puertas del Cielo. Todo tiene sentido.

Jesús resucita hoy para tipara mí. Como reza el Cirio Pascual, que lleva esta Luz de Cristo, para quienes vivimos en 2021. Para quienes creemos en Jesús como alfa y omega, como principio y fin de nuestra vida.

¡¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!!

sábado, 27 de marzo de 2021

lunes, 1 de febrero de 2021

NOS ENCOMENDAMOS A SAN BLAS


Un año más, al comienzo del mes de febrero, nuestra parroquia honra al Santo Obispo de Sebaste, San Blas

En unas circunstancias anómalas, marcadas por la pandemia, nos encomendamos al abogado de los males de garganta, con la finalidad de que nos ayude a salir de esta situación. 

Dados los problemas de movilidad existentes, y para poder llegar a todo el mundo, la Misa Solemne de la 1 de la tarde será retransmitida a través de YouTube


miércoles, 6 de enero de 2021

SS.MM. LOS REYES MAGOS, EN SIMES


Un año más, y no era fácil, SS.MM. Los Reyes Magos han cumplido con su misión: llenar de ilusión nuestra vida, quizás demasiado marcada por la triste pandemia que nos ha tocado vivir.

Y un año más, tras el arduo trabajo de toda la noche, la fría noche, SS.MM. nos han acompañado en la celebración de la Eucaristía. Para ayudarnos a recuperar la ilusión. Pero también para ayudarnos a crecer en la Fe en el día en que Jesús se da a toda la humanidad.

Que la fiesta que hoy celebramos nos ayude a ser más solidarios, más agradecidos y más humanos.









viernes, 11 de diciembre de 2020

NOTA DE LA IGLESIA ANTE LA APROBACIÓN DE LA LEY DE EUTANASIA

 Nota de la Conferencia Episcopal Española ante la aprobación en el Congreso de los Diputados de la ley de la eutanasia

1.- El Congreso de los Diputados está a punto de culminar la aprobación de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia. La tramitación se ha realizado de manera sospechosamente acelerada, en tiempo de pandemia y estado de alarma, sin escucha ni diálogo público.  El hecho es especialmente grave, pues instaura una ruptura moral; un cambio en los fines del Estado: de defender la vida a ser responsable de la muerte infringida; y también de la profesión médica, «llamada en lo posible a curar o al menos a aliviar, en cualquier caso a consolar, y nunca a provocar intencionadamente la muerte». Es una propuesta que hace juego con la visión antropológica y cultural de los sistemas de poder dominantes en el mundo.
2.- La Congregación para la Doctrina de la Fe, con la aprobación expresa del papa Francisco publicó la Carta Samaritanus bonus sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida. Este texto ilumina la reflexión y el juicio moral sobre este tipo de legislaciones. También la Conferencia Episcopal Española, con el documento Sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida, ofrece unas pautas clarificadoras sobre la cuestión.
3.- Urgimos a la promoción de los cuidados paliativos, que ayudan a vivir la enfermedad grave sin dolor y al acompañamiento integral, por tanto también espiritual, a los enfermos y a sus familias. Este cuidado integral alivia el dolor, consuela y ofrece la  esperanza que surge de la fe y da sentido a toda la vida humana, incluso en el sufrimiento y la vulnerabilidad.
4.- La pandemia ha puesto de manifiesto la fragilidad de la vida y ha suscitado solicitud por los cuidados, al mismo tiempo que indignación por el descarte en la atención a personas mayores. Ha crecido la conciencia  de que acabar con la vida no puede ser la solución para abordar un problema humano. Hemos agradecido el trabajo de los sanitarios y el valor de nuestra sanidad pública, reclamando incluso su mejora y mayor atención presupuestaria. La muerte provocada no puede ser un atajo que nos permita ahorrar recursos humanos y económicos en los cuidados paliativos y el acompañamiento integral.  Por el contrario, frente a la muerte como solución, es preciso invertir en los cuidados y cercanía que todos necesitamos en la etapa final de esta vida. Esta es la verdadera compasión.
5.- La experiencia de los pocos países donde se ha legalizado nos dice que la eutanasia incita a la muerte a los más débiles. Al otorgar este supuesto derecho, la persona, que se experimenta como una carga para la familia y un peso social, se siente condicionada a pedir la muerte cuando una ley la presiona en esa dirección. La falta de cuidados paliativos es también una expresión de desigualdad social. Muchas personas mueren sin poder recibir estos cuidados y sólo cuentan con ellos quienes pueden pagarlos.
6.- Con el Papa decimos: «La eutanasia y el suicidio asistido son una derrota para todos. La respuesta a la que estamos llamados es no abandonar nunca a los que sufren, no rendirse nunca, sino cuidar y amar para dar esperanza». Invitamos a responder a esta llamada con la oración, el cuidado y el testimonio público que favorezcan un compromiso personal e institucional a favor de la vida, los cuidados y una genuina buena muerte en compañía y esperanza.
7.- Pedimos a cuantos tienen responsabilidad en la toma de estas graves decisiones que actúen en conciencia, según verdad y justicia.
8.- Por ello, convocamos a los católicos españoles a una Jornada de ayuno y oración el próximo miércoles 16 de diciembre, para pedir al Señor que inspire leyes que respeten y promuevan el cuidado de la vida humana.  Invitamos a cuantas personas e instituciones quieran unirse a esta iniciativa.
Nos acogemos  a Santa María, Madre de la Vida y Salud de los enfermos y a la intercesión de San José, patrono de la buena muerte, en su año jubilar.
Madrid 11 de diciembre de 2020

sábado, 7 de noviembre de 2020

LIMITACIONES DE AFORO

Según la nota hecha pública desde el Arzobispado de Santiago, y debido a las medidas establecidas por la Xunta de Galicia ante la situación sanitaria existente, recordamos que el aforo máximo permitido en nuestro templo será de 50 personas en el interior durante las celebraciones litúrgicas. 

Recordamos que, aunque en Meaño la incidencia del Coronavirus es más baja, buena parte de O Salnés se encuentra en alerta roja, con restricciones que no sólo afectan a la Iglesia (cierra la hostelería, se restringen las entradas y salidas de varios Concellos, se limitan las reuniones...) 

Desde la Dirección Parroquial hacemos una llamada para que impere el sentidiño, para que podamos recuperar, más pronto que tarde, la normalidad.




miércoles, 28 de octubre de 2020

SENTIDIÑO EN EL CEMENTERIO



Por estas fechas tenemos un recuerdo especial para quienes ya no están entre nosotros.

Es una época en que visitamos nuestros cementerios. Adornamos con flores, velas,... El lugar de descanso eterno de quienes partieron de este mundo en su viaje a la vida eterna. 

Pero este año, hemos de hacerlo con sentidiño. La situación sanitaria exige que todas las precauciones sean pocas. Hemos de respetar unas condiciones que nos ayuden a frenar la pandemia. Al conocido uso obligatorio de mascarilla, y distancia interpersonal de al menos metro y medio, sumamos las siguientes:
Grupos reducidos. Las visitas serán de un máximo de 4 personas por unidad familiar. 
Tiempo limitado: Las visitas no serán superiores a 30 minutos

Hazlo por mí. Hazlo por ti. Hazlo por todos